Encuéntranos en Google+.

La economía social en Venezuela

La economía social es una economía alternativa, donde privan las prácticas democráticas directas. La economía social es autogestionaria. En la economía social el trabajo es asociado y no asalariado. En la economía social la propiedad de los medios de producción es colectiva. En la economía social el reparto de excedente es igualitario entre sus miembros. La economía social promueve formas de apoyo solidario respecto a otras comunidades

La economía social incluye:

(a) Formas de Economía de subsistencia distintas al buhonerismo;

(b) Producción de bienes y servicios de calidad a los cuales pueda acceder de forma expedita la comunidad mediante formas variadas (compra barata, trueque, mutualismo, apoyo solidario).

La economía social también incluye:

- Las formas de generación, socialización y uso socialmente útil del conocimiento.

- La producción simbólica.

- Las redes de información y comunicación.

- El desarrollo de tecnologías alternativas, populares y ecológicas.

- Los símbolos de identidad comunitaria.

- Las costumbres locales.

- Los valores de trabajo y crecimiento compartido.

- Las formas de resistencia económica, política, cultural, ambiental.

- La tradición pedagógica de la escuela contestataria venezolana.

- Las formas de trabajo y producción no asalariado.

- La propiedad colectiva de los medios de producción de los bienes, servicios y productos generados por la economía social.

La economía social también es:

- el reparto equitativo del excedente que genera el modelo de producción; la solidaridad comunitaria y con otras comunidades de entorno;

- La autonomía cognitiva, la libertad operativa y la soberanía comunitaria para articular y adelantar un modelo de desarrollo local sustentable.

- Los mecanismos, procedimientos y procesos de autodefensa cultural.

Por ello la ECONOMÍA SOCIAL se distancia de la Economía Informal que tiene unas profundas bases de competencia capitalista en sus aspectos fundacionales.

La economía social es una mirada desde abajo para potenciar los sueños y las posibilidades de acceso a la plena justicia social de los más pobres, los más simples, los apátridas en una nación que les pertenece. En un país con un 5% de sectores sociales poderosos (burgueses, latifundistas, financieros, pequeña y mediana industria, importadores) un 20% de empleo formal (trabajo estable), un 60% de empleo informal (sobrevivencia) la ECONOMÍA SOCIAL se concentra en el porcentaje restante de sectores de pobreza extrema y la población potencialmente activa.

Por ello, las unidades de producción de la ECONOMÍA SOCIAL se presentan como diversas pero difusas, pues no forman parte de la concepción económica hegemónica, sino de las formas emergentes de asociación para la satisfacción de necesidades mediante la producción autogestionaria de bienes y servicios.

La economía social o solidaria procura rescatar los valores y prácticas locales, comunitarias o del lugar, con sus procesos y valores solidarios, cooperativos y humanistas, como tentativas que desde la educación, significan algo más que revertir los disvalores del modelo económico global: implican promover la liberación del hombre de la esclavitud de los mercados. Ello deriva -y es resultado- en la promoción de una educación que se constituya sobre la base del y para él dialogo de saberes, para la geocultura local, para la felicidad del hombre. Estaríamos hablando de una educación que promueva el paso del modelo económico capitalista per se al modelo de economía para la felicidad y el modelo de calidad de vida fundamentado en la especificidad del lugar.

Si la economía social privilegia la localidad, la educación desde el lugar constituye el eje central de cualquier propuesta pedagógica que pretenda contribuir al impulso de la economía solidaria.

*ciudadanos de la República Bolivariana de Venezuela

Noticias relacionadas

One Response to La economía social en Venezuela

Deja un comentario